martes, 14 de junio de 2016

Vuelo de mariposas

Para Alejandro y familia

 

Hoy es un día triste, muy triste. Hoy se ha puesto las alitas de ángel la madre de un amigo. Yo no he tenido el gusto de compartir mucha vida con ella: un par de besos en la mejilla y una sonrisa cristalina. Pero una madre son cien millones de cosas y un solo sentimiento. Que es éste, aquí lo dejo:

Fuente imagen: https://kgbgirl.wordpress.com

 

Apenas la conozco
y tengo que despedirla.

No le voy a decir adiós,
pero sí un hasta siempre.
Yo la seguiré buscando
y estoy seguro
de que la encontraré:
Miraré en los cachetes
de su nieta Alejandra,
en el corazón de su hijo Alejandro,
en las palabras de Rocío,
o en los ojos  tiernos de su marido,
cuando hable de usted.

Si hiciera falta,
me asomaré al castillo
de El Real de la Jara,
y la encontraré en las flores,
en su polen,
en el suave viento, 
o en el susurro de un paseo
silencioso por la luz.

Apenas la conozco
y tengo que despedirla.

No se preocupe Maria Jesús, 
usted no se preocupe:
aquí estarán todos bien,
a la orilla del río,
con los pies al fresquito,
Triana de fondo
como le gusta a su hijo.
Sintiendo el cosquilleo de la vida,
sabiendose protegidos
por el aletear de las almas,
que mudaron su piel
 por transparencia, 
en el último verano. 

Hasta siempre Maria Jesús

2 comentarios:

  1. Muy bonito Fabián, precioso. Llega al sentimiento de las personas, como tú. Increible.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracías Nacho. tú tambien llegas hondo, muy hondo. Un abrazo

      Eliminar