sábado, 2 de julio de 2016

Inspiración

En la primavera,
cuando las flores huelen a flores
y a los trinos se les hace tarde
porque sus pájaros pliegan
un sol tardío,
viene a mí
una fina lluvia de ideas,
mientras,
"seguramente"
haga algo que no me divierte.
Esculpo en mi mente
la lectura
y le doy forma de la manera más loca,
el olor de la primavera es intenso,
mis versos se empapan,
voy de paso por mi interior.
¿Los poemas?
No son más que correas
a mis ideas.
Qué bellas son las primaveras de las
palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario