viernes, 19 de agosto de 2016

Norte

Fotografía de Pixabay: CC0

Hablan del norte 
como si fuera
neblina fría,
un verde prado
con muchos lagos
donde los rayos
cotizan caros.

Y yo lo pongo
allí en el río
en un verano de calor frío,
con los señuelos
entre mis manos
haciendo  viento
para el flequillo.

Hablar del norte
no es tan sencillo
pues a tus ojos
les falta brillo.

En sus montañas
reina la calma
y quien las mama
 de allí se enamora. 

Entre su gente
y media vuelta
a mi memoria,
tengo el recuerdo
  fijo en mis ojos
con el brillito
de quien lo ama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario