martes, 8 de noviembre de 2016

Mi Elvira.


Fotografía de Pixabay: CC0

De tu boca fluyen  inocentes amapolas,
y paras el mundo siempre en el segundo que me acerco a ti:
ojos de avellana, risa de mermelada,
hoy sumas un día que hacen de una mano, tu vida.
Y yo
te quiero cuatro mil puñados más de lo permitido,
y quién sabe si será delito.
Asalto tus sueños de coral noche tras noche
hasta sentirte respirar,
echando de menos mi viejo pijama de supermán (el que me hacía sentir inmortal),
y ordeno tus zapatos de princesa con el cuidado de un cirujano,
para tus pasitos de baile delante de los espejos.
No sé si será delito
asomarme a la cornisa de tu mundo, pulcro de mundo,
de calles con nombres sencillos y noches de reyes.
No sé si será delito.
Pero quiero que sepas, ojos de avellana, 
que aunque soples todas las velas que te quiera colocar el tiempo,
que aunque se agrieten mis abrazos,
y mis besos sepan a alcanfor,
siempre serás mi niña,
mi risa de mermelada, mi Elvira.

Felicidades Elvira. Disfruta de tus cinco añitos, porque a esa edad las nubes son de algodón, y las mañanas mágicas, hechas  para respirar a fondo. Tu niñez será tu vida, te marcará por siempre.

Te quiero tanto porque menos no puedo.

Papi.


7 comentarios:

  1. Precioso Fabi.
    Un regalo para toda la vida.
    Cuando sea mayor lo leerá y releerá mil veces con ojos llenos de amor hacia ti. Estoy segura.
    😊

    ResponderEliminar
  2. Tú pijama de superman...ser invencible para proteger lo tan amado. Nudo en la garganta tengo de tanto amor...papi.

    ResponderEliminar
  3. Ohhh...cuánta ternura mi querido amigo, guarda ésta hermosa misiva para su madurez, pues sólo entonces será verdaderamente consciente del Gran valor que contiene.

    (Daríamos la misma vida por ell@s sin ningún reparo)

    Mis felicitaciones a Elvira, tu bella princesa :-)

    Muxu haundi bat bientzako.

    ResponderEliminar
  4. Delito sería no emocionarse con tanta ternura💕... Muchas felicidades para tu princesa, hoy y siempre... Abrazote!

    ResponderEliminar
  5. Ojos de avellana no olvidará nunca el poema hermoso que le escribió su padre.

    Felicidades para ella.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Es bonito tu blog, con tu permiso me quedó por aquí.

    Un beso.

    ResponderEliminar