lunes, 28 de noviembre de 2016

Sentir.



Fotografía de Pixabay: CC0

Cuando te encuentro en mis ojos,
sentada en el banco que hay en el centro
de todas mis atenciones...
abres las alas suaves de las palomas,
repartiéndoles el aire a partes iguales,
sacándoles el sol justo en la nuca,
en este otoño que parece solo nuestro
cuando te encuentro en mis ojos.
Congelado ante tu escaparate de dientes preciosos,
haces brasero del sentir que se me derrama
por las enclenques costillas del alma,
no quiero hablar de amor
pues conozco su significado,
y no vaya ser que no alcance
con la magnitud de la palabra.

1 comentario:

  1. Es de lo más hermoso, encontrarla siempre desde el párpado y sobra todo lo demás.

    Bello poema, querido, da gusto sentir al que ama.

    Muxu haundi, Fabián. :-)))

    ResponderEliminar