miércoles, 11 de enero de 2017

Voy a escribir un libro

Fotografía de Pixabay: CC0

Voy a escribir un libro, de más de muchas páginas,
empezaré por su sombra de ojos,
por sus pasos hacia mí, a los besos que le tengo.
Quiero que empiece en la niñez,
donde el mundo es plano como un remanso,
y el tiempo se detiene en una noche de verano,
y se arranca en un portero automático
con la voz de una madre.
Voy a escribir un libro, que pese tanto
como una pluma balanceandose hasta la nariz de una bruja,
que tenga los pies en la cabeza, y esta, en otra parte;
donde la realidad no existe, se transforma  como un primer encuentro.
Quiero que hable de mí, de ti,
de las aventuras de un perro vagabundo
por las lineas de mis manos.
Quiero escribirlo en servilletas, en el canto de un recuerdo,
en la sal que se desliza.
Quiero que sea abstracto y personal, más tuyo que mío,
que pique, que arranque y que amanse.
Quiero terminarlo y olvidarlo como un día de trabajo,
echarlo al fuego, recuperarlo medio vivo y hacerle el boca a boca hasta perderlo.
Y notar, notar de nuevo, que tengo que escribir un libro.

2 comentarios:

  1. Será la mayor y la más honorífica obra que escribas, y si fuese en el tapiz de su piel...sería un pleno Réquiem en toda su exquisitez.

    Maravilloso poema, querido.

    Un muxu haundia, Fabián.:)

    ResponderEliminar
  2. Cada día, cada mirada que echas al mundo es una página de ese libro del que soy afortunada espectadora, con qué exquisitez amasas sentimientos en letras. Un beso.

    ResponderEliminar