martes, 14 de febrero de 2017

Mesa de domingo.

Fotografía de Pixabay: CC0

Para mi amigo Aitor Uharte (Jabato).



Hay un cielo que sujeta las miradas al pasado,
en la mesa del domingo con todos al frente,
en un consejo mil menos una vez repetido,
pero no por ello menos cierto.
Familia, pollo y patatas.
Sólo muere quien no tiene para ser recordado,
y el mal que nos acecha, nos enferma hasta despojarnos del suelo,
pero a su vez nos hace inmortales,
péndulos de azules en la retina del pensamiento.
Hay veces que acabamos para empezar de nuevo,
en la mesa del domingo, en el olor recién afeitado, en la crema de las manos.
Sólo muere quien no posee para ser recordado,
y no,
no es el caso.

jueves, 9 de febrero de 2017

Trece de febrero.

Imagen de Pixabay: CC0


Me gusta el trece de febrero,

es el día que comparto con la persona que me suaviza.
Hoy cumplimos un día de lo nuestro, o quizás sean siete años,
u ocho...
la vida se va deprisa detrás de esas manos,
ella me traza el amor, y yo, simplemente la quiero.
Es nuestro aniversario, y de regalo le traigo  mis restos en bruto,
sé que la quiero porque casi estoy llorando,
sé que me quiere porque casi está llorando,
y nuestras niñas se ríen sin saber siquiera
que son el fruto de nuestro llanto apasionado,
el ser de una primera mirada tímida,
la valentía de un corazón aventurero,
un trece, un trece de febrero.

Es nuestro aniversario.